Crítica al sistema de gestión del cine español.

El otro día escuché en Onda Cero al crítico (ignorante y estómago agradecido) Rafa Fernández decir que no se veía el cine español por culpa del espectador y que a dónde ibamos a parar si se acababa con las subvenciones. Parémonos unos momentos a reflexionar sobre esto.

.

.

.

Ya hemos respirado? bien, ahí vamos...

Precisamente las subvenciones son las que están acabando con el cine español. Los productores no se esfuerzan ni se arriesgan porque están viviendo a la sopa boba del estado.

Y mientras, el espectador, qué se encuentra? el enésimo truño pre, post o inter-guerra civil o el típico drama de concienciación social que aburre a las ovejas.

Exáminemos qué películas españolas han sido un exito en los últimos años. ¿Fuga de cerebros? Comedia idiota. ¿Rec? Terror a la americana, sí, pero que funciona... ¿Mentiras y gordas? No hay guión, pero hay tios/as buenas/os. Esto, por ejemplo...

¿Os habéis parado a pensar que las que tienen éxito y la mayoría de las que se hacen NO SE PARECEN EN NADA?
Si quitaran las subvenciones, los productores se preocuparían más por el negocio (no lo llamo yo así, escuchad si quereis, a Enrique Cerezo) y harían más cine que le gustara a esas personas normales que van al cine...a entretenerse...
Y alguno dirá:¿Pero y el arte?. Mira, Los principios sólo tienen fuerza moral si estás bien alimentado (Qué sabio era Groucho Marx). Cuando el cine español goce de buena salud, entonces hablaremos de arte. Mientras tanto, el arte seguirá siendo mo rirtedefrío.

Y este análisis seguirá, pero en una segunda entrega...

Chao.

Comentarios

Entradas populares de este blog

2017 El Retonnno!!!

AVATAR: Final Fantasy Redux.